Unión Europea comienza inspecciones sin aviso a compañías de pulpa y papel en marco de Ley “Antimonopolios”

13.10.21 Las empresas que ofrecen soluciones para diversas áreas de negocio, entre ellas la fabricación de energía, pulpa de celulosa, papel y madera UPM-Kymmene, finlandesa y Sora Enso, sueco-finlandesa, comunicaron que ayer 12 de octubre la Comisión Europea inició inspecciones sin previo aviso en algunas de sus instalaciones activas en el sector de la pulpa de madera y papel, ubicadas en diversos estados.

La pulpa de madera es un material fibroso seco elaborado a partir de la madera, que se utiliza para fabricar diferentes productos de papel como tisú, papel de escribir, cartón, etc.

La Comisión, según su propio comunicado, teme que las empresas que están si

endo inspeccionadas hayan violado las normas antimonopolio de la Unión Europea que prohíben los cárteles y las prácticas comerciales restrictivas (artículo 101 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea) que tienden a monopolizar mercados.

Las inspecciones no anunciadas son un paso preliminar en una investigación sobre presuntas prácticas anticompetitivas. El hecho de que la Comisión lleve a cabo tales inspecciones no significa que las empresas sean culpables de un comportamiento anticompetitivo ni prejuzga el resultado de la propia investigación.

La Comisión, continúa el comunicado, respeta plenamente los derechos de defensa en sus procedimientos antimonopolio, en particular el derecho de las empresas a ser escuchadas. Las inspecciones se han realizado de acuerdo con todos los protocolos de salud y seguridad del coronavirus para garantizar la seguridad de los involucrados.

No existe un plazo legal para completar las investigaciones sobre conductas anticompetitivas. Su duración depende de una serie de factores, incluida la complejidad de cada caso, la medida en que las empresas interesadas cooperan con la Comisión y el alcance del ejercicio de los derechos de defensa.

MUNDOPAPELERO consultó a funcionarios de la Comisión para intentar conseguir un listado de las compañías que habrían entrado a investigarse, pero recibió la respuesta que no era posible entregar un listado. Hasta el momento, sólo las dos mencionadas se han visto en la obligación de comunicar al mercado el hecho.

UPM emplea a 18.000 personas en todo el mundo y sus ventas anuales son de aproximadamente 8.600 billones de euros. Esta cuenta con seis áreas de negocio, en las cuales se encuentra: UPM Biorefining, UPM Energy, UPM Raflatac, UPM Specialty Papers, UPM Communication Papers y UPM Plywood.  El sector de pulpa de UPM, cuenta con 2.000 empleados a lo largo de sus cuatro instalaciones. Además, esta tiene una capacidad de producción de celulosa de 3,7 millones de toneladas.

Stora Enso por su parte, facturó 8,6 billones de euros en 2020, opera en 50 países y tiene 23.000 empleados. Produce 9,7 millones de toneladas de cartón, pulpa de mercado y papel, aparte de energía y madera procesada.

Depto. de Prensa

MUNDONOTICIA